01 junio 2005

ROMPIENDO LAS OLAS

Hay películas que producen tal vorágine de sentimientos, tan complejos, indefinidos, tan nuevos y profundos, que dejan a uno traspuesto durante días, es decir, le ponen a uno del revés. Esto suele ocurrir con aquellas obras maestras que huyen de la sencillez de los sentimientos estereotípicamente definidos, que buscan conmover desde la pureza y autenticidad que significa exprimirlos, dotándolos de kilates de realidad y profundidad. En definitiva, con aquellas películas que se crean desde la honestidad.

Y partiendo de esto me encuentro con que "Rompiendo las olas" es una obra maestra.

Compleja.

Honesta.

Profunda.

Auténtica.

Insólita.

Tremenda.

Conmovedora.

Inquietud. "Rompiendo las olas" es una película que produce sobre todo inquietud. Una enorme inquiteud por las infinitas sensaciones, reflexiones y sentimientos que nos dibuja. "Rompiendo las olas" es una película que te golpea secamente desde dentro.

Es una película que habla de la fé. Pero también del amor. Y además habla a la vez de las dos.

Habla de una bella, a la par que tan débil como buena, persona que padecerá una enfermiza y exacerbada hasta la esquizofrenia Fe en Dios. Una Fe que marcará otra por igual enfermiza y exacerbada, pero pura, historia de amor. Un amor que acabará por convertirse primero en Fe, después en religión, y finalmente en redención. Un existencial y doloroso viaje, en definitiva, hacia la sorprendentemente por lúcida última reflexión de la que la protagonista, en su doloroso existencial viajar es capaz: No es la Fe en las palabras lo que importa, lo que importa es la fe en el hombre, en el amor. Pero para entonces ella ya se ha convertido en una mártir, repudiada, apedreada, demonizada y condenada por una fe, que repito, destruye al hombre que de forma natural descubre la fe en el el hombre y en el amor.

Y qué maravilla de formas, tan naturales como contundentes, se emplean para contar la historia sin concesiones. Todo lo que se narra en esta película es realista y veraz. No hay artificios, solo elementos naturales que son metáforas de las volcánicas sensaciones y sentimientos que los protagonistas sienten, expresan y padecen.

El viento, las rocas, las olas, el mar...

Es el viento el que expresa la levitante pasión de unoss recién enamorados que se sienten volar contra él; el mismo ensordecedor y ruidoso molesto viento que desde el helicóptero, unas secuencias después, creará la distancia entre los dos.

Es el aire el que ruge siempre con sobrenatural y sobrecogedora furia, como si se tratara de la fuerza del amor, o de Dios, o de los dos.

Es el mismo aire que rompe las olas violentamente contra las rocas, expresando el agonizante interior de una débil amante (a la postre tan fuerte como ténaz)gritando llena de locura al borde del acantilado todo su dolor.

Es la luz (siempre natural) la que inunda los paisajes dándoles color, señalando tal vez la presencia de Dios. Una luz que, sin embargo, se ausenta en cada una de las secuencias del interior de esa sobria e inquietante iglesia, donde cuyo único sentimiento que aflora es la cerrradez y el temor.

Entremedias de todo esto, uno llorará, otras sonreirá, otras reflexionará, otras se impresionará, OTRAS SE RETORCERÁ...la película es un duro y sin concesiones ni remilgos viaje a los extremos de los sentimientos, que no concede tregua en su dureza y realidad.

Sólo en su más que bello desenlace, donde el sacrificio por amor de la vida de Bess curará a Jan, al unísono de las milagrosas campanadas del final, uno se permite el respiro de suspirar de amarguísima compasión.

Por lo demás, uno se tirará días digeriendo y tratando de procesar y definir los inexpresables y complejos sentimientos y planteamientos que la película sin esperarlo, nos acaba de descubrir.

Si esas campanadas son un milagro...¿No estába loca entonces Bess? ¿Hablaba realmente con Dios? ¿Condece salvar a Jan a través de su sacrificio y pasión? ¿Es Dios cruel?...

...

10 comentarios:

Nikko dijo...

Cuando estaba en cartelera " Rompiendo las olas " todos los críticos la calificaban con cinco estrellas, todos decían que era una obra maestra... pero yo la fui a ver y me pareció larga y pesada; pero sin embargo a medida que pasa el tiempo no la veo cada vez peor sino poco a poco la voy valorando.
Narra la historia de una mujer recién casada cuyo marido sufre un accidente y es capaz de prostituirse porque él se lo pide para que luego le cuente la historia de cómo se acostó con algún hombre, etc.
La interpretación de Emily Watson es buena pero no puedo llegarla a recomendar: la puedes considerar una obra maestra o un peñazo.

GOYA dijo...

Rompiendo las olas del inefable Lars Von Trier. El director danés, incapaz de ir a ningún tipo de festival por su pavor a los aviones, nos tenía acostumbrado a un tipo de cine altamente sofisticado (El elemento del crimen, Europa) que cambió radicalmente con esta propuesta que fue muy bien acogida en el festival de Cannes y que una vez estrenada en España recibió elogios casi unánimes por parte de la más selecta crítica.Pues bien, vamos a desgranar aquí el argumento y para que ustedes juzguéis: asistimos a la boda de una pareja de enamorados y la pronta partida del marido a una plataforma petrolífera donde trabaja. Asistimos desconsolados a la dura vida de casada en la distancia de Emily Watson, nominada al oscar por esta película y, en mi modesta opinión, digna de ser enviada al paredón por esta histriónica interpretación; y de cómo su tensa espera se torna dramática cuando su marido tiene un grave accidente que a punto está de costarle la vida. A partir de entonces empieza la parte más interesante de la película: el marido, postrado en la cama y totalmente inmóvil, le pide a su mujer que se convierta en poco menos que una puta para que de esta manera le demuestre su peculiar amor: es decir, la apasionada enamorada se transforma en una putilla de todo a cien que es capaz de meter mano a un vejestorio en un autobús y de pasarse por una taberna portuaria para colmar de placer a cuantos marineros se le ponen a tiro.

Con tan atractivo argumento no es de extrañar que la crítica especializada se haya volcado de pleno sobre el filme, esto demuestra que la dura represión del franquismo todavía colea en el ánimo de gran parte de la crítica española y que, en cuanto hay una película distribuida en los circuitos comerciales con un argumento que haría las delicias de los más prestigiosos directores porno, nuestros onanistas especialistas en cine no cejan en elogios ante tan esplendoroso hallazgo.

Pero es una gran película, y Lans Von trier nos ha demostrado que es capaz de todo. Síganle los pasos porque este sabe lo que hace.

beatryzz dijo...

No he visto la película, no puedo opinar.

Si no la has borrado del PC me la pongo este domingo para la siesta ¿que me dices?

Muaks

Andres dijo...

Amigo Wallias quería decirte sin animo de ofenderte que ¡¡¡por favor, por favor!!! no nos quites la opción de opinar, si molaba entrar en este blog era por lo divertido, libre, original, provocador, personal, fresco, esperanzador, impactante, romántico, ingenioso, recalcitrante, actual, entretenido..y un largo etcétera ha sido.

Walias, ¡¡¡¡¡no lo hagas!!!!!

Besos Amelie

Wallias dijo...

Ahora pareces Jose Luis moreno

:|

Mandarina_84 dijo...

Juas! no tengo tiempo para leerte, pero lo haré, me ha gustado que me desees suerte para mi TOMA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

:***********

Javiario dijo...

Pues a mi me aburrió. Si la viese de nuevo seguro que tendría otra perspectiva. Pero a mi que el Larsvontrier me hace sufrir mucho. Que vi la que protagonizaba la boyuk y lo pasé mu má.

Wallias dijo...

En eso llevas toda la razón...hacer sufrir lo hace y de verás...

Eb cualquier caso lo importante es que exista gente que escoja ver este tipo de cine y se forme su opinión...si no existiera este tipo de elección sospecho que no veríamos en las carteleras más Von Triers y semejantes...

Pero yo voto por una más de Indiana Jones!!

casturense dijo...

joder, me sube el azúcar con tantos comentarios, esto parece un chat, pero bueno todo sea por mi compi, o mejor dicho excompi, que pasa de venir a comer a mi casa y conocer a los míos, por eso hay que darle caña, que los comentarios que hace son inocuos y fatuos, que de cine no tiene ni pajolera idea, que su pelicula preferida es ´´Vente a Alemania Pepe'' así que no prestemos atención a lo que nos cuenta.

P.D.: cuando vengas a mi casa o me llames mamón, dejeré de darte caña en este blog.

Viva el cine nicaraguense, jajajaja

Wallias dijo...

Jajajajajaja

Eres un crack!!!

Sabes que no pienso quedarme sin ir a verte y conocer a los tuyos (dios, parecemos de la camorra napolitana muy al estilo Scorsese...) leete el ultimo mail que te mandé y ahí te pone a partir de cuando ando sin compromisos compi...

Lo de la película favorita te olvidas también de "Yo hice a Roque III" con Esteso y Pajares

Jajajaja

Un abrazo monstruo!!!