31 diciembre 2005

¿EN QUÉ AÑO VIVIMOS?

...Y bueno...ya apuramos los últimos minutos de este 2005 y vamos inevitablemente camino del 2006. Como en años anteriores, viviremos la sensación de que una etapa muere para dar a nacer otra nueva. Balances, recuerdos, promesas, planes, deseos...todo confluye en esta noche, al son de 12 campanadas y todos nos acostaremos (antes o después) con el convencimiento de que empezamos a escribir una nueva página.

Sin embargo, no todos vivimos en el 2006.

Los chinos por ejemplo, se rigen por las fases lunares y solares, ya que el año nuevo comienza tras la segunda luna nueva después del solsticio de diciembre, por lo que su año nuevo varía de fecha cada año, aunque casi siempre coincide con el mes de febrero. Son fiestas muy importantes para la cultura china; de hecho, su celebración dura dos semanas. La noche anterior a su fín de año se limpian las casa de utensilios que ya no se usarán más y todo el mundo saldará sus deudas. Una vez en la cena los niños reciben sobres rojos con dinero, cuya cantidad debe de ser siempre número par, pues para la cultura china es símbolo de buena suerte, salvo el número 4 que significa muerte. El año se despide con tracas de petardos que ahuyentarán los malos espíritus y darán cabiDa a nuevos y mejores. Actualmente estamos en el año 4702 chino, ya que empiezan a contar desde el nacimiento del primer emperador de China. Es el año del gallo.



Los árabes, sin embargo, se rigen por un calendario extrictamente lunar por lo que cada año suyo lleva 11 días más que el solar. Así, un mes lunar, a lo largo de los años, transcurre por estaciones distintas, debido a la rotación de éstos. Su celebración del año nuevo comienza en el momento en que se vislumbra la primera porción de luna tras la luna nueva una vez cumplidas las 12 fases lunares que componen un año. Como la comunidad islámica hoy en día tiene una extensión geográfica descomunal por casi todos los continentes, se ha unificado la celebración a una única fecha, evitando celebraciones en momentos diferentes que restarían simbolismo a la ceremonia. Para celebrarlo decoran las casas con trigo, cebada y lentejas como símbolo de prosperidad. Actualmente estamos en el año 1426 islámico, ya que empieza su calendario con la Hégira, es decir, en el 16 de julio de 622 d.c. cuando Mahoma emigró con los primeros fieles a La Meca.



Los hebreos también emplean un calendario extrictamente lunar. Sin embargo, el suyo es un calendario extremadamente complicado. Tienen 3 años regulares de 353, 354 y 355 días y también 3 años embolísmicos (bisiestos) de 383, 384 y 385 días. Para ajustar las cuentas emplean dos meses de regularización llamados kislew y marjeshván. El cálculo del año nuevo es extremadamente complejo en comparación con otras culturas o religiones: "Se debe celebrar en el Moled que sigue inmediatamente al equinoccio de otoño. Pero al tener que caer en determinado día de la semana, y al contar desde la salida de la luna, y no desde el inicio del día (a las 6 de la tarde) los desplazamientos resultantes son considerables". Las celebraciones son precedidas por una semana de oraciones de penitencia, y 10 días después de los festejos llegará la jornada de máxima expiación y ayuno: el Yom Kipur. Esa jornada es la más sagrada para el calendario hebreo, ya que es cuando se cree que el Creador inscribe, o no, a los creyentes en el "Libro de la Vida", por lo que una de las felicitaciones del año nuevo es: "Que seas inscrito". Esta noche, en los hogares judíos de Israel y de todo el mundo los comensales bendecirán la llegada del nuevo año deseándose "Shaná tová u metuká" (Feliz y dulce año nuevo) y comerán rodajas de manzana bañadas en miel para que el próximo año "sea lo más dulce" posible. Su calendario comienza, según el rabí Samuel estipuló, en el mismo día de la Creación del mundo (ahí es nada...) , que según la cronología bíblica data del 7 de septiembre de 3761 a.c. Por lo tanto, los hebreos viven actualmente en el año 5.766.



Los Budistas celebran su nochevieja el 31 de diciembre también; los templos budistas despiden el año con una campana que los transeúntes van haciendo repicar hasta 108 veces, una por cada mal existente en el mundo, para así purificar su karma de cara al nuevo año. Luego, el día de Año Nuevo (Losar), es tradicional hacer una peregrinación a un templo budista donde se hacen y escriben votos para el año entrante. Los budistas comienzan su calendario con la extinción de Buda en la India, por lo que actualmente el año budista tibetano es el 2.548.



En la India, los hindúes celebran la Nochevieja en distintas épocas del año, dependiendo del lugar donde vivan y la rama del hinduísmo que practiquen. En el védico las celebraciones tienen lugar en las casas, que se limpian y decoran y se intercambian obsequios. Es una fiesta de luces vinculada con Kali (diosa de la buena suerte) que visita toda casa iluminada por una lámpara. Actualmente estamos en la Kaliyuga que comenzó en el año 3102 antes de Cristo. Sin embargo, según el calendario hinduísta de Shalivahan Shaka estamos en el 1.914, según el hinduista de Vikrama Shaka es el 2.048 y según el Yudhistira Shaka estamos en el 7.505...



Como podeis observar la medición del tiempo, el empeño en dotar de significado existencial al paso de éste, la voluntad de otorgar un fín y un principio dónde se eliminen periodicamente los males que arrsatramos y los renovemos por deseos y buenas voluntades para los tiempos venideros, es algo común al hombre y su historia.



Lo que no entiendo es como es posible que habiendo mas de 12 años nuevos en el mundo al año y de manera continua, con sus correspondientes nuevos deseos de paz y amor, al final el mundo esté siempre esté a hostia limpia...



Feliz 2006 a todos.

15 comentarios:

sansar dijo...

Bueno Wallias, aunque aún tengo pendiente leer tu archivo, te puedo decir que éste es el que más me ha gustado, sobre todo el final, de "traca i mocador" como decimos por aquí.
Me llama la atención la importancia que le damos a los números. Y a los cambios de año. Probablemente sea la única celebración en la que confluye la muerte y la vida en un sólo instante.
Desearte que entierres todos aquellos malos recuerdos que tuviste en el año que dejamos y que el 2006 te traiga cosas buenas, muy buenas, toda ellas llenas de vida.
un saludo socio.

Wallias dijo...

Hola Sansar!

Me emociona que te haya gustado hombre! Ha sido un arduo trabajo de investigación de culturas a través de San Google! jajajaja

Es q este mundo es de traca...

Yo como decia Groucho: "Qué paren el mundo que yo me bajo!"

Respecto a mis deseos para el 2006 te diré lo que estoy mandando a todo el mundo:

Te deseo un feliz 2006 de 365 días (que si fuese con alguno menos...mal rollo).

Los demás deseos seguro que con empeño los logra uno.

Salu2!!!

kali dijo...

Increible tio, deberias hacerte periodista, parece ke esto de investigar y escribir te va.
Feliz 2006 para ti, o 4702, 1426 5766, 2548 o lo ke cada uno kiera...
Mi deseo personal es llenar las ojas del pasaporte con sellitos y visados, a ver ke tal.

Gracias por este pedazo de post. Me lo voy a leer un par de veces mas a ver si me acuerdo de todo y me permite vacilarle a alguna damisela.

Un abrazo.

casturense dijo...

huy que largo.
Feliz Año a tout le monde

Wallias dijo...

Jajajaja. Kali, eso es lo que tiene tener una mañana aburrida y San Google a mano...gracias por los elogios...lo q si te aseguro es q no son ni la mitad de apasionantes q los peazo de viajes q te pegas...te juro q se me cae la baba...

Ya q soy consciente de que yo no voy a poder llenar mi pasaporte este año de visados, espero que tú si lo llenes y lo compartas en tu blog...así podremos disfrutarlo los sedentarios jajaja.

Un abrazo Kali

Y felices fiestas tb para ti Castu!

Anónimo dijo...

Que curioso...no sabia nada de las tradiciones que aqui nos cuentas, la verdad es que me ha fascinado.Aprovecho tu blog para que veas alguna costumbre mas (siempre desde mi mas sincera humildad humildad)

¡Suertecita para todos!

Desde los inicios del Imperio Romano, enero estaba dedicado al dios bifronte Janus, que mira delante y detrás: al año que se va y al principio del que viene, por eso le representaban con dos rostros, uno barbudo y viejo y el otro jovencito. Los romanos invitaban a comer a los amigos y se intercambiaban miel con dátiles e higos para que pasase el sabor de las cosas y que el año que empezase fuese dulce. Esta vieja costumbre

romana fue poco a poco entrando en Europa, donde con la misma finalidad venturosa comenzaron a ofrecerse lentejas, de las que se dice que propician la prosperidad económica del año que empieza.

En la Edad Media la Iglesia trató de oponerse a las viejas costumbres, pero no consiguió extirpar la atmósfera disipada de, la noche de San Silvestre, que se mantuvo como la última isla pagana de las doce noches navideñas (las comprendidas entre la Navidad y la Epifanía), que la Iglesia consideraba como periodo de renovación para mejorar el año venidero.

La tradición de tomar las doce uvas -también llamadas las uvas de la suerte- el 31 de diciembre a media noche se remonta tan solo a principios de nuestro siglo, sobre el año 1909. La implantación de esta costumbre, que por cierto es exclusiva de nuestro país, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos. En la Nochevieja de 1909, los cosecheros, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de aquella temporada inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

En algunas zonas de la Comunidad Valenciana, se empieza a sustituir las uvas por gajos de mandarina o de naranja, por ser un producto muy identificado con la tierra.

Wallias dijo...

Toma ya! Eso sí que ha sido completar la faena! :)

Muy didáctico Rudi!

Salu2!

Carolo dijo...

Árboles con bolas iluminadas

y desvencijados Papás Noeles,

a la Misa del Gallo van los fieles

con las barrigas bien atiborradas.


Desfilan Reyes Magos con papadas

para alegría de los churumbeles,

el Rey Baltasar no tiene papeles

y Melchor tiene deudas impagadas.



!Quiero una bici, balón y raqueta,

móvil, ordenador, reloj de oro,

pistola láser y una bayoneta!



!Estos niños ya no tienen decoro,

en unos años se nos hacen de ETA !

!Estas Navidades me bajo al moro !

Wallias dijo...

NAVIDADES EN LAS CIUDADES
Extraido de "Poetos duetos".

Autores: Jesús García Rodríguez y Miguel de Asén.
Diciembre, 2001.

Carolo, no olvides indicar los autores de textos ajenos, o podrías ser acusado de "intertextualidad" como a una Ana Rosa cualquiera ;)

Salu2

patrus dijo...

vaaaaaya! pedazo post, todavía estoy procesando toda esa información, me resulta interesante, es increíble la cantidad de culturas que se entremezclan en el mundo...somos tantos y tan diferentes.
Me ha gustado, feliz año a tí también y todo completo eso sí :)

Wallias dijo...

Muchas gracias por los buenos deseos :) La verdad es que es alucinante la concepción tan distinta y dispar que hay del mundo según dónde te encuentres.

Hay tanto por conocer de este mundo! Quién pudiera viajar a todos lados ¿verdad?

Eso sí, prometí parar mi "trabajo de inevstigación" con los hindúes...pq si no me hubiera tirado hasta hoy calculando los diferentes años en que viven otras culturas! :D

Un saludo y gracias por visitar mi blog!

johndenton4652 dijo...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. My blog is just about my day to day life, as a park ranger. So please Click Here To Read My Blog

http://www.juicyfruiter.blogspot.com

Flanagan dijo...

Con algo de retraso debido a problemas ajenos a mi voluntad, feliz año nuevo. Un saludo.

patrus dijo...

Has sido elegido
visita mi página y sigue las instrucciones

Mikyma dijo...

Y todos tienen que ver con creencias religiosas.